Captura de pantalla 2018-07-17 a las 16.38.35

Desde hace quince años, por Academia del Arte han pasado más de dos mil alumnos, consolidándose como una de las mejores academias de Madrid. Ha tenido un gran crecimiento año a año, buscando siempre dar una educación musical personalizada, atendiendo a las necesidades de cada uno de sus alumnos. Esto es debido principalmente a un enfoque mucho más amplio de lo que se puede esperar a la hora de entrar en una academia de música. A lo largo de este tiempo se ha conseguido generar un espacio de convivencia, en el que reina un ambiente de comunicación constante entre alumnos y profesores, con un amplio abanico de posibilidades más allá de las propias clases. En Academia del Arte el aprendizaje musical está basado en el dominio progresivo del instrumento, tanto a nivel técnico como de recursos (ritmo, armonía, expresión), combinado con la experiencia grupal, en el que priman la participación, la colaboración, la convivencia, el disfrute, el contacto con el escenario… Todo encaminado a desarrollar una relación más natural hacia la música.

El aprendizaje del instrumento es vital, como también lo es que los alumnos se sientan motivados, por lo tanto en Academia del Arte además de enseñar los conceptos teóricos y prácticos necesarios para interpretar una obra adecuadamente, buscamos fomentar el amor por la música que tenemos todos los que pertenecemos a esta academia, acercando a los alumnos a nuevos géneros musicales, a un entendimiento y colaboración entre los distintos instrumentos, en definitiva a ampliar la cultura musical. En Academia del Arte vemos la música como un modo de desarrollo personal.

Los conciertos están muy presentes en el día a día de la academia, son el momento de disfrutar y mostrar el resultado del trabajo realizado. Uno de los rasgos que los vuelven especiales es que estos tienen lugar en múltiples salas de Madrid: se realizan en salas pequeñas de 80-90 personas para que los alumnos se vayan familiarizando con el escenario y perdiendo el miedo escénico, y también en salas grandes de 700-1000 personas como Caracol, Penélope, But… para que el alumno desarrolle una evolución lógica en su aprendizaje como músico. De esta manera se sienten mucho más conectados con todo lo que supone la música, desde que se empieza a practicar en casa hasta que se llega a un escenario en el que actúan todas las semanas los mejores músicos.

El plan de estudios que hemos desarrollado intenta reflejar todos estos valores, con el objetivo de generar una motivación constante e ir tocando cada vez mejor. En él se establecen unas líneas de trabajo y unos objetivos de aprendizaje que están planteados a corto, medio y largo plazo. En Academia del Arte vemos la música como un recorrido vital de aprendizaje y disfrute.